Posted on

La Policía alemana le disparó a un hombre que llevaba un hacha y estaba amenazando a los aficionados de Países Bajos que se encontraban en la Fan Zone de Reeperbahn, en Hamburgo. Ocurrió pocas horas antes de que comience el partido de la Eurocopa entre Polonia y el combinado naranja, que se disputa por estos momentos.

Los hechos tuvieron lugar en el barrio de St Pauli, donde los agentes de la Policía se vieron obligados a abrir fuego contra el atacante para poder neutralizarlo. Tras lanzar un primer disparo de aviso para que el hombre soltara el pico y el artefacto incendiario que llevaba, emplearon un gas pimienta y luego le dispararon. En su mochila también encontraron un cóctel molotov.

“Actualmente hay un importante operativo policial en St Pauli. Según las primeras conclusiones, una persona amenazó a los agentes de policía con un pico y un artefacto incendiario. A continuación, los servicios de emergencia hicieron uso de sus armas de fuego. El atacante resultó herido y actualmente recibe tratamiento médico”, informó la policía de Hamburgo a través de sus redes sociales.

Fuentes de seguridad ya habían indicado previamente al diario Bild que el individuo apareció poco después del mediodía en la calle Reeperbhan, un sitio muy transitado en donde los aficionados de ambas selecciones (Países Bajos y Polonia) se encontraban como previa al encuentro. Cabe destacar que este no ha sido el único incidente que se ha producido en la Eurocopa hasta el momento. El día de la inauguración, la policía se vio obligada a desalojar durante unas horas la Fan Zone de Berlín tras encontrar un bulto sospechoso. Luego de varias horas, finalmente aclararon que no había peligro y volvieron a reabrir la zona.