Posted on

Este miércoles por la mañana, en comunicación telefónica con el programa Banda Ancha, el climatólogo de la Universidad Nacional de San Juan, Germán Poblete, compartió datos sorprendentes sobre el otoño que culminará el 21 de julio.

Poblete afirmó que «este otoño-invierno ha sido bastante anómalo», destacando que a principios de abril hubo «una pequeña ola de frío y que la primera nevada hacía mucho que no se producía en abril«. Además, mencionó que «el mes de mayo fue el más frío desde 1961, con una media de 9 grados».

El climatólogo explicó que estamos viviendo «un período anómalo», caracterizado por temperaturas extremas y heladas severas. «Estamos tocando los -8 grados», resolvió. Las primeras nevadas también fueron atemporales y anormales : «La primera nevada se produjo en abril, luego en mayo hubo heladas, y en junio, el 13 y 23, cayeron otras nevadas».

Sin embargo, Poblete ofreció un relato novedoso e increíble: a pesar del frío intenso, no ha nevado en la cordillera desde hace al menos tres semanas: «Cuando el cielo está nublado no se producen heladas, y se almacena la radiación del suelo, que es quien maneja la temperatura», explicó. «El sol calienta el suelo, y cuando el suelo está más caliente, le transfiere calor al aire; cuando está frío, le quita temperatura al aire. Las heladas ocurren porque durante toda la noche el suelo pierde radiación hasta que aparece de nuevo la fuente de calor, que es el sol».

Poblete señaló que un anticiclón que se ha instalado en el continente, incluida la cordillera, implica que «el aire es descendente, por lo tanto, es un aire que inhibe los procesos de convección que producen nubes capaces de generar nieve». Aclaró que «este frío anticiclónico inhibe la caída de nieve, no la promueve».

Finalmente, el especialista pronosticó que esta seguidilla de días helados continuará hasta el domingo: «Habrá una mínima nubosidad el jueves, y el viernes, sábado y domingo será soleado, con temperaturas máximas de aproximadamente once grados el jueves, doce el viernes, catorce el sábado y quince el domingo. Ya el lunes podría debilitarse este anticiclón y, por lo tanto, habría un poco más de nubosidad», concluyó.